Inicio

La Casa-Esquileo de Cabanillas del Monte, construida a finales del siglo XVIII, es la única casa de esquileo que se conserva intacta, de entre las muchas que hubo en el pasado en los territorios del Reino de Castilla. Y es precisamente el hecho ser la última de las casas-esquileo en pie lo que la ha convertido en monumento de interés cultural.

En estas instalaciones, unión de palacetes rurales e instalaciones industriales, situadas a lo largo de las grandes cañadas reales, se realizaba la tarea de despojar de su vellón de lana a los rebaños de ganado merino trashumante, cuándo éstos alcanzaban la Meseta Norte en el mes de mayo, tras rebasar el Sistema Central, para luego dirigirse a los agostaderos de las sierras segovianas, sorianas y leonesas.

Conservada a lo largo de más de doscientos cincuenta años por sus propietarios a través de generaciones sucesivas, la Casa-Esquileo guarda su antiguo y discreto encanto, siendo hoy en un lugar idóneo y singular para la celebración de todo tipo de eventos.

rodrigo@esquileo.es